Cuidado de la Piel

Cuidado de la Piel

La piel es el órgano más dilatado del cuerpo. Presenta una superficie mayor a los 2 metros cuadrados y un peso de 5 kg. Está formada de tres secciones (epidermis, dermis e hipodermis) y tiene como función principal proteger nuestro cuerpo de bacterias y hongos. Regulariza el metabolismo y la temperatura corpórea, condensa la vitamina D y genera el sentido del tacto.

No se han encontrado productos

La piel es mucho más que nuestra barrera con el entorno, por lo que su cuidado supone una tarea primordial. Afortunadamente, usted puede encontrar en el mercado una amplia variedad productos útiles a su piel como cremas, bálsamos, exfoliantes, foto protectores, entre otros. Todos de gran valía y utilidad al momento de contar con una piel sana y radiante.

Productos para el cuidado de la piel

Cada producto que encontramos en el mercado cuenta con diversas cualidades. Lo primero que debes buscar es su ajuste a las necesidades de tu piel, sea grasa, seca, tonalidad, etc. Entre las principales propiedades de los productos del cuidado para la piel tenemos:

  • Aceite de coco. Contribuye a la hidratación de pieles seca y del cabello, así como para el tratamiento del acné.
  • Aceite de almendras. Rico en grasas esenciales como para nuestro cuerpo como el omega 3 y omega 6. También contiene antioxidantes y vitaminas B1 y B6, fundamentales para el preservar de la piel y la regeneración capilar.
  • Aloe vera. Contiene propiedades anti inflamatorias por lo que es ideal para quemaduras y cortadas. Su empleo diario ayuda a la regeneración celular de la piel.
  • Aceite rosa mosqueta. Producto regenerador e hidratante de alta potencia. Es muy útil para la eliminación de manchas y cicatrices dérmicas. Contiene ácidos básicos (omega 6, omega 3 y linoléico), antioxidantes y vitamina A.
  • Vitamina E: Elimina pequeñas imperfecciones y protege de los rayos solares, también protege las células.
  • Protector solar: Si bien la luz solar es generadora de vitamina D, un exceso de rayos UV puede causar daños irreversibles a tu piel como envejecimiento prematuro, manchas o cáncer. Por esta razón, se recomienda tomar de 15 a 20 minutos sol en las primeras horas de la mañana (6 a 8 am) y cuidarse el resto del día con un protector solar.
  • Exfoliante, mejora la tez del cutis, abre los poros y reduce líneas finas y arrugas. Recuerde humedecer la piel antes de iniciar la exfoliación para evitar daños capilares.