Corporal

Corporal

El cuidado de nuestro cuerpo es vital, ya que la piel refleja nuestro nivel de salud, y que mejor manera de protegerla e hidratarla que con productos 100% naturales. Muchos productos han sido creados a base de vitaminas y propiedades enriquecedoras, gracias a que la piel, por encontrarse expuesta a los cambios climáticos, altas o bajas temperaturas y la fricción producida por la ropa, suele descamarse, deshidratarse y resecarse.

No se han encontrado productos

La mejor forma de cuidarnos es hacerlo sin químicos, debido a que a largo plazo pueden dejar de ofrecer el resultado que esperas, y tendrás que invertir más dinero cambiando la marca o el tipo de cosmético que utilices. Además de esto, muchos productos que contienen parabenos, conservantes, entre otros, suelen ser perjudiciales a la salud.

Las Cremas, Aceites, Leche, Bálsamos, Manteca y Geles tienen diferentes propiedades hidratantes y humectantes, diseñadas para cada parte de tu cuerpo, que ayudarán además a la regeneración de las células y a proteger tu piel de todos los factores perjudiciales mencionados anteriormente. Es importante conocer los beneficios que nos ofrece cada uno de ellos y para qué zona de nuestro cuerpo son ideales.

Cuidado de la piel

Cuidar tu piel es esencial, ya que de esta forma podrás lucir más joven, sin arrugas, grietas, líneas de expresión o resequedad, que son el resultado de una piel deshidratada, descuidada y muy dañada. Pero todo esto puedes evitarlo, ya que hoy en día existe una gran cantidad de productos de origen natural, que han sido diseñados para devolverle la elasticidad, y una apariencia agradable a tu piel.

Ya sea que desees cuidar la piel de tu cara, de tus piernas, tu espalda, tus brazos, tus manos o tu torso, existen diferentes elementos adecuados para cada una de estas zonas y con una gran cantidad de beneficios.

Cremas

Las cremas son un elemento de gran importancia en el cuidado de la piel. Nos ayudan a prevenir estrías, a combatir la celulitis, a hidratar y humectar nuestra piel. Para esos días donde necesitas estar mucho tiempo bajo la exposición solar, algunas tienen propiedades que ayudan a tu piel a protegerse de los rayos UV del sol, garantizandote un cuidado intenso y duradero. Las más comunes son: las cremas exfoliantes, cremas para piel reseca, cremas antiestrias, cremas antiedad, cremas con o sin aroma, y cremas para aplicar durante el día o la noche.

Aceites

Los aceites proporcionan una hidratación intensa y mayor elasticidad, ya que refuerzan la función barrera de la piel, activando la regeneración y junto a esto retrasando su envejecimiento. Existe una amplia gama de aceites corporales hechos especialmente para darle suavidad y brillo a nuestra piel. Entre ellos están: los aceites de coco, de argán, de granada, de almendras, de oliva, de aguacate, etc. Todos ellos al aplicarlos, se debe hacer un pequeño masaje durante unos pocos minutos, para que penetre completamente en la piel y obtengas los resultados que deseas.

Los más utilizados son el aceite de coco, para hidratar la piel y prevenir el acné, y el aceite de argán que gracias a su alto contenido de vitamina E y ácidos grasos esenciales que ayudan a enriquecer tu piel y prevenir el envejecimiento.

Leche

La leche corporal ofrece vitalidad y luminosidad a tu piel, gracias a sus propiedades hidratantes y otros beneficios que puede ofrecer, como por ejemplo: La regeneración celular, esta actúa sobre las células muertas de tu piel eliminandolas y activando así su renovación constante.

Ofrece además cuidados anti envejecimiento, ya que evita las arrugas, le da brillo y elasticidad a tu piel. Gracias a su fórmula de agua y aceite en combinaciones perfectas, esta te ofrece hidratación por mayor tiempo, creando una capa protectora en tu piel.

Bálsamos

Cuidar tus labios también es una tarea importante, debido a que son mayormente afectados por los cambios de la temperatura, y fácilmente se escaman y resecan, creando una apariencia desagradable. Mantenerlos hidratados con bálsamos naturales les proporciona mayor elasticidad y flexibilidad. Cabe destacar que es importante protegerlos del sol, ya que son muy sensibles a este y pueden hincharse causando molestias o dolor. Por ello asegúrate de que cuente con un índice de protección SPF 45 o mayor.

Manteca

A diferencia de las lociones, la manteca corporal es un tipo de crema hecha a base de aceites, sin agua. La mayoría de las veces están compuestas de la mezcla de aceites y mantequillas, éstas se baten para lograr una textura suave. La manteca tiene la capacidad de crear una capa protectora en tu piel, evitando así que la humedad salga de tu piel, otorgándole mayor hidratación y elasticidad por más tiempo.

Geles

Existe una gran variedad de geles, dispuestos a cuidar en cualquier aspecto, como por ejemplo: los geles exfoliantes, que te ayudarán a deshacerte de la piel muerta, activando así su regeneración y dándole suavidad. Por otro lado están los geles para masajes, que ayudan a la elasticidad en tu piel.

Es importante saber si tu tipo de piel es grasa, seca o normal, ya que cada uno tiene fórmulas diferentes y puede que no surta el mismo efecto.